Recomendaciones

Publicado por Juan José Sánchez Lainez , miércoles, 5 de noviembre de 2014 10:00


- No se debe cargar con más del 10% del peso corporal.
- Es necesario realizar estiramientos de piernas previos para evitar esguinces.

- Conviene empezar a caminar de forma suave, regular y continua, hasta que el cuerpo se caliente. El peregrino debe descansar al menos 10 minutos cada hora o más de marcha. Es conveniente apoyarse en el bordón mientras se camina.
- Durante la marcha se realiza un esfuerzo físico mayor al que se está acostumbrado, por lo que es importante incluir en la dieta azúcares lentos (pasta, arroz) y de proteínas (carne, jamón). Dado que no se siguen los horarios de alimentación habituales, es recomendable llevar frutos secos, pasas, higos o chocolaee para comer a lo largo del día. Hay que beber mucho líquido para evitar el cansancio muscular y recuperar las sales minerales perdidas.
- Hay que llevar siempre la cabeza protegida con sombreros o gorras para minimizar el riesgo de padecer quemaduras en la piel y/o en los ojos.
- Siempre es bueno llevar a mano suero oral o una botella con bebida isotónica