Leyendas: Episodio de la reina Lupa

Publicado por Juan José Sánchez Lainez , martes, 3 de junio de 2014 8:54

El libro III del Codex nos relata la conversión de la reina Lupa. Tras la llegada del cuerpo de Santiago a Iria Flavia, sus discípulos se dirigen a la corte de la reina para solicitar una parcela donde sepultar al Apóstol; la reina, sin embargo, los envió a la cercana corte del rey, enemigo del cristianismo, quien los encarceló. Un ángel los liberó y, cuando eran perseguidos, se produjo el milagro del hundimiento de un puente que acabó con los perseguidores.
Volvieron a la corte de Lupa, quien de nuevo intentó deshacerse de ellos aconsejándoles que unciesen el carro con unos supuestos bueyes mansos que eran, en realidad, toros salvajes y enviándoles al encuentro de un fiero dragón que fue vencido por el signo de la Cruz. Los bueyes, olvidando su fiereza, se dejaron uncir, y la reina Lupa, a la vista de estos milagros, se convirtió al cristianismo y cedió casa y suelo para sepultura del Apóstol.

El Carro del milagro